Cookie Control
Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios y experiencia de usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

Leer más
Blog


El seguro de hogar en las viviendas de alquiler

17/04/2019

El seguro de hogar en las viviendas de alquiler

Muchas personas desconocen la importancia de prestar atención a la hora de contratar un seguro para una vivienda alquilada. También  desconocen cuestiones importantes como por ejemplo a quién cubre el seguro del hogar en el caso de un siniestro. En este artículo trataremos de responder esta pregunta y de dar algunos consejos que te pueden ayudar para entender el funcionamiento del seguro del hogar en tu vivienda de alquiler.



La realidad es que el seguro de hogar cubre al tomador, que generalmente es el propietario de la vivienda. Esto significa que si tenemos un incidente en casa el seguro no nos cubrirá como inquilinos. ¿Qué hacer entonces?

Lo ideal es que consultemos con nuestro casero con qué tipo de seguro cuenta la vivienda, pues si sucede un siniestro, la cosa puede resultar muy seria. ¿Y si nos dañamos nosotros en el incidente? ¿Y si perdemos todas nuestras pertenencias? Es lógico que nunca queramos pensar que este tipo de cosas nos puedan suceder, pero el caso es que desgraciadamente sí que pueden y debemos tener muy claro con qué protección contamos.

Lo ideal en todo caso es que nuestro casero cuente con un seguro especial para viviendas de alquiler o bien que al menos haya especificado en su póliza del hogar a qué está destinada la vivienda de forma que el seguro del hogar pueda ofrecernos protección también como inquilinos.

A estos efectos conviene saber que los seguros de hogar ofrecen dos tipos de protecciones: la del continente y la del contenido. El continente hace referencia a la parte fija de la vivienda: estructura, tabiques, puertas, ventanas, muros e instalaciones fijas de agua, telefonía, electricidad, etc. El contenido, por su parte, hace referencia a los bienes materiales que se encuentran dentro de la misma como pueden ser muebles,  electrodomésticos o los objetos de uso personal.

Por consiguiente, a la hora de contratar el seguro es importante asegurar lo que nos interesa, ya que los seguros de hogar nos puede ofrecer protección para ambas cosas.

Muchas veces los propietarios lo desconocen, pero si la vivienda arrendada forma parte de un edificio, el seguro de comunidad con el que normalmente cuentan todos los edificios, el continente se encuentra cubierto ya en ese seguro, por lo que no sería necesario asegurarlo de nuevo y podríamos destinar el ahorro en este apartado a mejorar coberturas en otros aspectos que nos puedan interesar.

Igualmente es conveniente recordar a los propietarios de viviendas en alquiler, por si acaso no estuvieran informados, que aunque se cuente con un seguro de hogar puede que su póliza no responda ante este siniestro si no hemos declarado que la vivienda está destinada al alquiler. Así que es recomendable ver qué coberturas ofrece nuestro seguro y declarar que la vivienda está destinada a alquiler.

Por otro lado, es importante saber que el seguro de hogar del propietario cubre los daños que pueda ocasionar al inquilino respecto a la cobertura de responsabilidad civil. Esto es, frente a las reclamaciones que pueda tener el propietario por accidentes que sean de su responsabilidad, por ejemplo, una fuga de agua, incendio, etc....

Ahora bien, si los bienes asegurados (por ejemplo muebles de cocina y las paredes), son propiedad del arrendador, y el arrendatario (inquilino), provoca un incendio, aunque sea accidental, la responsabilidad es claramente de dicho inquilino; el seguro tiene la obligación de reparar los daños, y TODO el derecho legal, a repercutir esos costes al causante del incendio, en este caso el inquilino.

Por eso, un buen consejo para los inquilinos que no quieran tener que hacer frente a estos dispendios y dormir tranquilos, deberían contratar un seguro de Responsabilidad Civil, que asumiría dicha reclamación si se produjese. Es un seguro económico y que en caso necesario, te puede ahorrar mucho dinero y posibles responsabilidades.

No sólo no es injusto, sino que es de justicia que el responsable de un siniestro, pague por él.

Aviso Protección de datos
Politica de cookies
Urban

Avda. Romero Donallo 90 -Bajo 15706 - Santiago de Compostela (La Coruña)
T 981 599 777 - FAX 981 596 599 email: info@urban.es